Los partidos políticos encienden una precampaña marcada por Cataluña