Una fiesta muy sonada

Una fiesta muy sonada

ATLAS 10.04.2011 - 19:45h
Hubo un día en el que los pueblos se comunicaban con el sonido de las campanas. Hubo un día en el que ser campanero era un honor, una responsabilidad. Subir estas escaleras suponía algo parecido a mandar un email a los vecinos. En Os de Balaguer (Lérida) quieren continuar con la tradición de hacer sonar las campanas por todo el valle.
Mostrar comentarios