La Conferencia Episcopal apoya al obispo Reig Plá