Consejero andaluz espera que el brote esté "controlado" en "diez o quince días"