Los comercios pierden 2.500 millones en hurtos y errores