El Gobierno desmiente la amenaza de la FIFA sobre el Mundial