José Antonio Viera se aferra al escaño