Moverse por el Metro siendo invidente

Moverse por el Metro siendo invidente

ATLAS 19.05.2010 - 11:25h
Ana Patricia es ciega de nacimiento y cada día tiene que coger el metro en Madrid. El cambio de texturas en el suelo les evita muchos sustos. Antes había que aprenderse todos los pasillos, giros y distancias para no caerse a la vía. El oído es fundamental para evitar también accidentes y no confundir la puerta con el hueco que queda entre vagones. Ana se ha tropezado e incluso se ha caído muchas veces, pero se niega a quedarse en casa.
Mostrar comentarios