'No mires a otro lado': el testigo