Casado intenta aglutinar el voto de la derecha