Los exconsellers y ‘los Jordis’ seguirán en prisión