"Nuevas elecciones no son la solución"