Una cañería rota anega la planta 11 del Ramón y Cajal