La riada se lleva un coche en Arganda