El PSOE apuesta por gobernar en solitario