El ictus es la primera causa de mortalidad en las mujeres