El Gobierno catalán acuerda llevar al Estado a los tribunales por la financiación pendiente de 2019