Cs enmarca la situación del Parlament en una "semana negra para Cataluña"