El calor obliga a adelantar los protocolos de seguridad en las playas.

Las altas temperaturas han propiciado el adelanto de la temporada de playas con todos los protocolos de seguridad que eso implica. Un ejemplo es Alicante que desde este fin de semana ha unido a la policía local con los socorristas en las labores de vigilancia en la playa. Los usuarios lo agradecen y también, los socorristas ya que, recuerdan, la mayoría de los incidentes tienen lugar en la arena.