La pandemia provoca la destrucción de 622.600 empleos en 2020 y la tasa de paro sube más de dos puntos en un año