Los ingresos hospitalarios, a punto de superar los picos de la segunda ola