Los agricultores consideran que no se les paga lo suficiente para que su actividad sea rentable