Cae un violento grupo de aluniceros tras varios ataques a la Policía y al menos una huida por la M-30 a 225 km/h