La niña del caso Arandina se ratifica en las agresiones sexuales y asegura que conocían su edad