Arranca el juicio a La Manada por el caso de Pozoblanco

Vuelven al banquillo de acusados cuatro de los cinco miembros encarcelados de La Manadade los sanfermines. Se enfrentan de nuevo a una acusación por abuso sexual y lo hacen con un vídeo como principal prueba. En él, aparece la joven cordobesa sentada en el asiento trasero, inconsciente mientras la manosean y entre risas graban la escena. Un vídeo de 46 segundos que envían a dos grupos de Whatsapp

En un primer momento ella no denunció porque no se acordaba de nada. Sí hizo fotos de su vestido roto, también de un moratón que tenía en la pierna, pero 4 meses más tarde el vídeo fue descubierto en el móvil de La Manada cuando los detuvieron en Pamplona

La defensa de los cuatro acusados pide la nulidad de la grabación. Siete años de cárcel para cada uno es lo que pide la Fiscalía, tres por abuso sexual y cuatro más por un delito contra la intimidad. Además, para Alfonso Cabezuelo, el militar, una multa por golpearla y arrojarla del coche. A todo ello le suma una indemnización conjunta para la chica 4.500 euros por su curación y 6.000 por daños morales.