Ponsatí, Comín y Puig se entregarán tras reactivarse las euroórdenes