El Gobierno rechaza las quejas de la familia Franco y no entrar a valorar los '¡Viva Franco!'