El 16% de los detenidos por los disturbios en Cataluña son menores de edad