BMW ha creado el coche más negro del mundo

Se trata de una curiosidad. Un capricho. Un vehículo que debes mirar dos veces para asegurarte de que realmente es un coche y puede conducirse. Tan oscuro que absorbe la luz, dando la impresión de que se trata de un objeto de dos dimensiones. ¿Cómo ha conseguido BMW este negro extremo?El truco está en el material que han empleado para conseguir el negro más intenso que existe. Se trata de Vantablack que no es un pigmento al uso: no se trata de un lacado ni de una pintura para coches, sino de un recubrimiento de nanotubos de carbono.