Así se destrozan los Volvo en pos de la seguridad

Los especialistas en extracciones de víctimas de accidentes del centro de seguridad de Volvo suelen utilizar vehículos estrellados. Ahora, y por vez primera, han querido ir un poco más lejos para que los equipos de rescate puedan afrontar con más garantías cualquier tipo de colisión posible y simular las fuerzas que se producen en los impactos más graves, más allá de lo que es posible con los ensayos ordinarios. Con ese fin, han dejado caer varias veces desde una grúa, a una altura de 30 metros, varios vehículos nuevos.