Las cifras de Ayuso para defender su control del virus: el crecimiento de ingresos cae un 66% y un 11%, las camas ocupadas