Ámsterdam estrena el columpio más alto de Europa