Encuentran 300 kilos de droga ocultos en un ataúd