Madrid no es la única ciudad que toma medidas para los peatones

Madrid no es la única ciudad que toma medidas para los peatones

09.12.2017 - 11:30h

El Ayuntamiento de Madrid obliga a todos los peatones a caminar en el mismo sentido por algunas calles del centro para evitar los tumultos navideños. Pero esto no es único, porque algo parecido se ha puesto en marcha cerca de Londres: un carril rápido y supervisado instalado en un centro comercial. Agilidad para quienes van a comprar a tiro hecho; prohibido para quienes pasean tranquilamente delante de los escaparates. Al 88 por ciento de los británicos les ponen de los nervios quienes caminan despacio en lugares públicos y por eso este carril para agilizar la entrada a la estación de metro tiene muchos adeptos. Un problema, el de los compradores demasiado tranquilos, que apela a la imaginación. Por ejemplo, convertir el ascensor en un cohete o acoplar un patinete al carro de la compra; también ganarle tiempo a las escaleras convirtiéndolas en un divertido tobogán. Son estrategias comerciales, fórmulas extremas que sirven para recordar a quienes pasean cuando van de tiendas, que al menos en estas fechas, les guste o no, están en minoría.

(ATLAS)