El 'Monstruo del Brexit' se aparece en Ámsterdam