Trabajador espiado gana a su empresa en Estrasburgo