Una fuerte tormenta de nieve paraliza el centro de EE UU