La cumbre de Madrid refuerza a España como aliado y prepara a la OTAN "para un mundo más peligroso"

La cumbre de Madrid se esperaba "histórica" y ha servido para que la OTAN refuerce su apoyo a Ucrania, allane el camino para la adhesión de Finlandia y Suecia y apruebe, después de 10 años, un nuevo concepto estratégico. La Alianza Atlántica identifica a Rusia como principal amenaza e incluye a China como gran desafío estratégico. Además, España arranca un compromiso por el flanco sur y la protección de Ceuta y Melilla.