El director de un hospital tunecino llora desconsolado ante la falta de oxígeno para sus pacientes con Covid