Los partidos dan por buenas las encuestas a pie de urna y el MAS de Evo Morales gana las elecciones en Bolivia