Una pareja de abogados apunta con una pistola y un fusil de asalto a una marcha antirracista que pasaba por su mansión