Acusan a un policía de rociar con gas pimienta a una niña durante las protestas por la muerte de George Floyd

Las protestas por la muerte de George Floyd asfixiado por un policía blanco en Mineápolis llevan varios días reproduciéndose por todos los Estados Unidos. 

En Seattle, ciudad del estado de Washington, un policía ha sido acusado de rociar con gas pimienta a una niña que estaba presente en una de estas protestas.