Bill Gates sabía que el mundo no estaba preparado para una pandemia