Una protesta prohibida provoca un espectacular incendio en París que obliga a evacuar una estación