Despedida del crucero en el que viajaban 38 turistas afectados por la erupción del Whakaati