Una broma de mal gusto con efecto rebote