Una carrera de bebés a gatas con final inesperado