La triste mirada de un perro a su dueño tras una broma cruel

La triste mirada de un perro a su dueño tras una broma cruel

Leonardo d'Anchiano - TWITTER 30.08.2019 - 07:09h

La línea entre la ilusión y el odio es una imagen en 3D. Y sino, que se lo digan a este perro, quien moviendo el rabo y relamiéndose cuando su dueño le da a elegir entre dos platos, escoge felizmente el que además de su pienso habitual, lleva varios trozos de pollo.

Cuando el can está dispuesto a comerse su supuesto manjar, se lleva la gran decepción de que, su dueño, que ese día se había levantado con ganas de bromear, le quita de encima del cuenco de comida la imagen en relieve y ambas opciones son iguales.

La cara del perrete lo dice todo, una mirada de tristeza e incredulidad que deja al pobre animal sin su tan deseado alimento. Una manera cruel (y para algunos graciosa) de vacilar a las inocentes mascotas.

Mostrar comentarios