El ridículo error que cometió con su currículum tras enviarlo 60 veces