Un tren eléctrico en miniatura toca temas de música clásica al pasar por 2.840 copas en su recorrido

Este pequeño tren en miniatura toca la melodía más larga al recorrer varias copas llenas a su paso, interpretando a Beethoven, Strauss y hasta se atreve con Verdi. Se trata de un trabajo minucioso realizado durante el confinamiento por la pandemia en el Museo de Miniaturas de Hamburgo

Meses y meses de trabajo, calibrando el líquido que había que poner en las copas para que, al paso del tren, todas las notas sonasen perfectamente. Y no ha sido fácil, pues cuando no era el agua que se evaporaba y desafinaba todo, alguna copa se rompía. Pero la perseverancia de los trabajadores del museo ha acabado dando sus frutos: casi 3.000 vasos llenos, con un poco de aceite para evitar evaporaciones de última hora y ahí lo tienen, récord mundial.  El pequeño tren eléctrico toca hasta veinte melodías clásicas en su recorrido, récord que no será nada fácil batir.